Comunicación y campañas políticas: A siete días de la elección

V de la Victoria, arte urbano marzo 2021

Y así, después de casi dos meses de haber iniciado las campañas políticas 2021, las elecciones “más grandes e importantes” de la historia contemporánea del país, están “a la vuelta de la esquina”. ¿Por qué las “más importantes”? Debido a la cantidad de cargos de elección popular a disputar — más de 20 mil de acuerdo con el Instituto Nacional Electoral — y al contexto político y democrático que vive actualmente el país a partir de las declaraciones, acciones y la narrativa presidencial que sugieren la concentración total del poder, de las facultades y de las responsabilidades de otros poderes de la Unión y de las instituciones autónomas del Estado bajo el manto del Ejecutivo.

El intercambio entre antagonistas: Previo al inicio del periodo de campañas, ya diversos expertos en comunicación política vaticinaban que la atmosfera de profunda polarización que permea desde el pulpito presidencial pasando por la oposición política y que impacta directamente en la opinión pública en general, se traduciría en los principales ejes discursivos y la narrativa de las campañas de comunicación de los partidos y líderes políticos además de en las campañas de las y los candidatos; Así sucedió, los grupos antagonistas siendo estos las coaliciones electorales de “Va por México” y “Juntos Hacemos Historia”, decidieron dirigirse primariamente a sus públicos cautivos siendo estos los ciudadanos críticos del gobierno obradorista y los “obradoristas” respectivamente. Resaltando en la oposición el PRD en su papel del partido por excelencia representante de la izquierda progresista del país al exhibir la numeraria catastrófica de la administración de López Obrador, en contraste con el del concepto reciclado de “esperanza” y del “monstruo” que significaría que el PRI — PAN — PRD retornara al poder que ha empujado la coalición liderada por Morena, él va y viene del cuento de Pedro y el Lobo entre ambas coaliciones, se convirtió en la principal fuente de inspiración creativa de ambos grupos, funcionando y teniendo éxito sin duda, entre el segmento de la opinión pública identificada con los partidos de la principal coalición opositora y del segmento simpatizante del presidente y su partido político.

La Tercera Vía: Si bien el entorno mediático se ha concentrado en el intercambio discursivo entre las principales coaliciones electorales, una “tercera vía” comunicacional — termino utilizado como principal claim de campaña del partido político en cuestión -, también hizo su aparición dentro de la arena electoral de la mano de Movimiento Ciudadano, que implementando una estrategia más cercana a la publicitaria posicionando siempre en sus contenidos su branding, se ha establecido como el Partido — Comunicación de México. Con una estrategia inteligente de suma de perfiles jóvenes y activistas que “entonan” con su narrativa conceptual de “una opción” político — electoral fresca, joven y de nuevas ideas, este partido político se concentró en conectar con el mítico electorado indeciso, desencantado de Morena y volátil que la coalición Va por México y Juntos Hacemos Historia, decidieron dejar fuera de sus campañas, obteniendo hasta el momento dividendos nada despreciables y un crecimiento sostenido durante la campaña que de acuerdo con casas encuestadoras, será un resultado óptimo para el partido naranja posicionándolo como uno de los principales ganadores de la elección.

El Freak Show: Protagonizado por candidatos de los nuevos partidos políticos como Redes Sociales Progresistas, Fuerza Por México y el PES, en un acto de pereza creativa — discursiva y echando mano de personajes del entretenimiento, la farándula, el mundo deportivo y el “folclor” del polientertainment mexicano como parte de una estrategia “fácil” para conseguir votos y buscar sobrevivir a la elección, se han convertido en meros espectadores de la “batalla electoral” real, por lo que el análisis de sus campañas quedará para la posteridad de una anecdotario de escenas y sucesos surrealistas que nada tuvieron que ver con el ajedrez político de la comunicación electoral. La moneda está echada al aire mientras los cierres de campaña fluyen en este momento esperando el resultado de las estrategias de comunicación y creatividad política después del 6 de junio.

PD: Votemos libre y útilmente, pero tomando en cuenta el perfil de las y los candidatos, la plataforma electoral y de causas que enarbolan cada una y uno de ellos además del chance que tienen de derrotar a los candidatos del partido en el gobierno. Votemos en congruencia con nuestros valores democráticos e ideales políticos.

Comunicólogo y publicista por la FCPyS UNAM. Metalhead.Consultor en comunicación política y estratégica. Creativista, progresista y cinéfilo.

Comunicólogo y publicista por la FCPyS UNAM. Metalhead.Consultor en comunicación política y estratégica. Creativista, progresista y cinéfilo.